5 abr. 2011

El impacto de una noticia falsa, un rumor o una mentira

Hace una semana, realicé una especie de experimento en la llamada Blogosfera, esa red informativa donde cada día encontramos más información y que poco a poco se está convirtiendo en nuestra fuente de información a costa de los medios informativos tales como periódicos, telenoticias o informativos.

Esa fuerza que ha cogido Internet como transmisor de información ha desencadenado en una práctica cada vez más común, que se extiende como la onda expansiva que crea el hecho de tirar una piedra en una piscina, pero con una pequeña diferencia: En este caso, la ondas no pierden fuerza a medida que crecen, sino tono lo contrario, aumentan su impacto a medida que aumenta el radio de expansión creando una "red de mentiras" de la cual cada vez cuesta más salir, no por el hecho de que cree adicción (en parte para algunos sí), sino porque llega un momento en el cual ya no sabes qué o quien es de fiar, cual dice la verdad o si tu blog o web de referencia dejará de tener credibilidad en algún momento.

Cuchicheo de barrio, peluquerías y otras hierbas

Cada vez más esta práctica me recuerda a los típicos cotilleos de barrio, donde una persona dice o hace algo, y desde la fuente original hasta la última posiblemente nada tenga que ver una noticia con la otra. Aunque todos sabemos como actúa el ser humano y su predisposición para crear este tipo de situaciones, y en el ámbito informativo, los más "espabilados" se aprovechan de ello para aumentar sus ganancias (y visitas en el caso de blogs o webs).

En mi último artículo mi intención era dejar plasmado hasta que punto puede crear una noticia falsa y, en su mayoría, morbosa, con cierta polémica de por medio un aumento considerable en el volumen de visitas al blog que ofrece dicha noticia. Pero claro, si en la calle esa información se propaga del boca a boca, en la red se aprovechan las redes sociales para dicho fin. Y ahí es donde se demuestra muchas veces que un simple titular puede crear tal impacto en mucha gente que tan solo con verlo, ya lo "comparte", sin siquiera leer su contenido o pararse a contrastar dicha información. Si no es así, no entiendo como puede darse difusión a algo totalmente falso, a no ser que tu ganes algo con eso. Es como un "yo lo suelto, si cuela, cuela y si no me la ****". O en pocas palabras, los SEO (que gran nombre) de ciertos blogs son una evolución de los originales, encargados no solo de buscar cómo posicionar sus blogs con ciertos criterios o trucos, sino que ahora también se encargan de buscar noticias "importantes" que de por si solas no aportan mucho interés "masivo" y retocarlas un poco. Vamos, lo que hice yo con "Apple apuesta por Android", que gracias a un poco de ayuda de Twitter, algún que otro RT de algún compañero y poco más obtuve estos resultados:

Noticias básicas: Guerra entre Apple y Google, características de una y otra, y otras noticias reales y verificables.

Noticia final: Juntar todo eso dándoles un poco de alegría: un poco de mentirijilla por aquí, un bulo de los gordos por allá, un poco de énfasis en esta frase y listo.

Resultado:
Visitas el día antes de la "noticia"

Visitas el día de la "noticia"

Como podéis ver, mi blog no es que reciba una cantidad ingente de visitas, y el artículo se publicó alrededor de las 17.00h, pero la diferencia es más que notable, y se hace apetitoso, ¿verdad? Sí, apetitoso para alguien sin criterio y con el único propósito de sacar un beneficio propio a costa de los demás. Puede que muchos penséis que la difusión de esta noticia por Twitter puede haber creado ese aumento, pero todos los artículos que voy escribiendo se publican en Twitter, y el RT de ciertos compañeros a otra noticia anterior tuvo un impacto mucho, muchísimo menor (el titular no era de estas características), lo que deja demostrado que no es necesario escribir un artículo muy extenso o completo; tan siquiera es necesario escribir nada. Basta con pensar un titular impactante, llamativo y "polémico" y ya tenemos más de la mitad del trabajo hecho.

Así que si hasta ahora los Internautas hemos aprendido a "filtrar" la información que recibimos, se nos plantea un nuevo reto que debemos solucionar entre todos. Conseguir que la blogosfera vuelva a ser un lugar donde encontrar información fiable, con sus matices personales, y evitar que ciertos blogs y webs que se aprovechan del efecto "corazón" o "telebasura" ensuciando y bajando la calidad que hasta hace poco encontrábamos en Internet difundiendo nuestro malestar y haciendo uso de nuestra libertad de expresión; intentar que esa onda expansiva, en caso de no poder controlarla, como mínimo se pierda en la red.