25 jun. 2011

El problema de encontrar donde tomar un buen café. O simplemente un café decente

El café, al igual que muchos otros productos o gustos, tiene mil y una variantes. Los hay quienes lo prefieren de filtro porque tiene un sabor más suave; otros lo prefieren con leche porque el gusto amargo no les agrada y luego están los que lo toman por el simple hecho de obtener un suplemento de cafeína para arrancar el día.

En mi caso, me considero un amante del café, un adicto al café y un maniático del café. Es cierto que como he dicho antes, cada uno toma el café a su manera, pero sí que creo que debería haber unos "estándares" o "normas básicas", o como mínimo un cierto conocimiento por parte de los "profesionales del sector" hacia este producto.

Desde hace meses estoy viviendo en Tarragona y durante este tiempo he encontrado tan solo 1 o 2 bares donde si pido un café, me lo hacen como lo pido, y tampoco creo que exija demasiado:

"Un café solo, corto, por favor." Lo que también se conoce como "Espresso", aunque pedirlo así es aún si cabe más peligroso.


Creo que eso no es muy difícil de entender, y en caso de duda, pues se pregunta. El caso viene que pedir un café con estas características me ha supuesto una odisea y a veces algún que otro cabreo porque me cuesta creer que sea tan difícil de hacer. Puedo entender que la marca del café sea más o menos buena, al igual que la cafetera, el molido del café, el prensado la temperatura de la cafetera y por qué no, la mano de quien lo prepara; muchos factores afectan al resultado de obtener el café de una u otra manera. He de decir que el hecho de llevar una cefetería puede influir en mi criterio y manías, pero creo que no demasiado.

Las situaciones que me he encontrado al pedir al camarero/a un "Espresso" o "un café solo, corto" han sido varias:

  • La mayoría de las veces asientan con la cabeza, te ponen el café en marcha y se olvidan...hasta que la maquina se para. El resultado varia dependiendo del lugar y la configuración de la cafetera (en caso de ser automática), una taza de café casi llena, siempre y cuando el camarero al ir a coger el café le de por rellenar la taza un poco más. Donde la cafetera no se para automáticamente, el resultado suele ser en un 80-90% de los casos, también una taza llena casi hasta arriba; se ve que la cantidad que cabe en una taza de café por norma general da la sensación de ser poca.

  • Alguna que otra vez he conseguido un café algo más corto de lo normal, aunque no demasiado.
  • Otras tantas veces sí que me ponen un café solo corto, aunque pongo en duda que sea hecho con una carga nueva, visto el resultado: un café sin crema y aguado, con sabor a nada o a algo que no se sabe qué es. Lo que viene siendo un café hecho con un calcetín usado.

  • Y claro, no puede faltar el clásico. Llenar la taza y al acordarte de que te lo habían pedido corto, pues vaciarla hasta la mitad. Crimen donde los haya.
Si alguien pide un café solo CORTO es porque le gusta saborear el café, quiere un café con cuerpo, cremoso, con todo su sabor y aroma. Para quien no lo sepa, los aromas del café aparecen al principio, en los primeros mililitros de líquido. Creo que muchos "camareros/as" se piensan que quien pide un café corto es porque no le gusta el café. Eso en cierto modo es aplicable si te piden un cortado o café con leche, pero en ningún caso para un café SOLO.

Me he visto en la necesidad de escribir esta opinión porque llevo unos días pillando unas moscas intentando tomar ya no un buen café, sino un café decente. Una pequeña ilustración de varios cafés, donde vemos claramente la cantidad aproximada de un café "Espresso":



Y creo que unos consejos básicos sobre el café no vendrían mal:

- Si piden un café solo corto, es como mucho, mucho, media taza. Lo suele pedir la gente que le gusta el café, y no le importa pagar 1€ por tomarse un simple sorbo. No se preocupe, si lo quiere mas largo se lo dirá, y eso SÍ tiene solución.
- Si piden un café largo, pues obviamente se llena la taza hasta arriba.
- Si te piden un café solo, a secas, pues las máquinas ya suelen venir automatizadas y el técnico o encargado de montar la máquina ya te lo dejará listo, que suele ser unas 3/4 partes de la taza, lo que vendría siendo un café normal para la mayoría de gente, ni mucho ni poco.

Luego ya está lo que quiera cada uno, que sinceramente a veces rozan lo surrealista: Un café con leche, corto, con la leche templada, aparte y sin espuma es un ejemplo de lo que nos podemos llegar a encontrar.

Así que dejando de lado los gustos de cada persona, un café solo corto, por norma general y atendiéndonos a los términos es eso, CORTO, pero sin usar la carga anterior ni vaciando la taza. No me entra en la cabeza que sea tan difícil entender eso.

Muchas gracias.