30 jun. 2012

Acabáramos con las demandas. Apple al ataque...otra vez

Los que me conocen saben lo que pienso de cierta empresa, lo que me parecen sus políticas y lo que me parecen las acciones que realiza.

Evidentemente, todos sabemos a qué empresa me refiero y puede que incluso se sepa el motivo de esta entrada. La señorita manzana ha decidido que su más directo competidor infringe una cuantas patentes que están en su poder, entre ellas el desbloquear el teléfono mediante gestos deslizantes, o una tan exclusiva y tremendamente única característica de los iPhone como es, en pocas palabras, la "búsqueda por voz".

¿Estamos locos o que?

A esta gente se le va la piña. Que quieras demandar a una empresa porque su producto se asemeja al tuyo exteriormente vale; que tengas la osadía de decir que la interfaz del sistema operativo Android es igual que iOS es de ser inútiles. No digamos ya querer hacer creer a la humanidad que te han robado una idea tan fantabulosa como la búsqueda por voz, utilidad que casualmente introdujo como quien dice la empresa a la cual estás demandando.

Es más, ¿enserio hasta ahora no se han dado cuenta de que infringen esas patentes? ¿O es que ahora que empieza a coger fuerza y con la llegada de Jelly Bean han decidido pararle los pies de la forma más ruín y rastrera que puedan?

No se, pero cada vez le tengo más manía a esta política de:

Aquí mando yo, y a mi me da la razón hasta el presidente de pitufolandia. Si yo digo que el señor Graham Bell me robó la idea del teléfono (que por otra parte no fue suya sino de un tal Antoni Meucci), pues los jueces me darán la razón, porque yo tengo un super producto llamado iPhone que no sirve para nada pero que todo el mundo quiere.
Y si yo dejo de vender ese producto, la gente se empezará a tirar de los pelos, pueden aumentar las tasas de depresiones y/o suicidios y eso es algo que no se puede permitir.

Después de esta aclaración algo "paranoica", no entiendo como se puede tener tanta poca vergüenza, tanta cara y seguir tan pancho. Yo si fuera Google (o cualquier otra empresa en situación similar y con suficientes recursos), empezaría a tocarle los "cajones" pero bien, empezando por algo tan insignificante como el sistema de notificaciones que Apple introdujo en sus dispositivos móviles, y que curiosamente fue una revolución monumental, y a partir de ahí Android empezó a copiarlo, porque que sepáis que el sistema de notificaciones de Android es como el de iPhone, y no al revés como muchos creen.

Acabáramos.