17 feb. 2013

Reto 1/2 Maratón. Primeras dos semanas

Han pasado ya dos semanas desde que inicié el reto de correr 1/2 maratón, y los progresos de momento no son muy visibles, pero algo sí reflejan las gráficas. Las salidas siguen siendo de corta duración con la intención de conseguir mantener un ritmo constante y unas PPM lo más estables posibles.

Comparando la "primera" salida (sin contar la que hice para determinar las diferentes zonas de entrenamiento), he podido ver cómo para un ritmo medio algo mayor, las PPM han bajado, pero no así el nivel de carga y cansancio. Es decir, de momento no he aumentado mucho mi resistencia pero sí he conseguido reducir la pulsaciones, lo que ya es un avance. Ahora puedo correr a un ritmo algo superior sin tener esa fatiga que nos hace respirar más aceleradamente, pero aún me falta el aguante "físico".

Aquí tenéis una comparación del primer día (6-2-13) con el del pasado viernes (15-2-13): mismo tiempo, misma distancia, casi mismo ritmo medio, pero la diferencia está en las PPM, que se ve como han bajado notablemente y se mantienen mucho más estables, a diferencia del primer día que iban aumentando conforme pasaba el tiempo. La enorme diferencia que hay entre el ritmo instantáneo (línea gris) se debe a que en la primera la salida fue en el campo y la segunda dentro de la ciudad, por lo que hay algunos cambios de ritmo considerables.



Además, añado otras dos gráficas donde se ve el registro de dos salidas algo más largas, y aquí se nota que la recuperación entre salidas es muy importante. En la primera (10-2-13) había descansado un día, mientras que la segunda (16-2-13) la realicé ayer, es decir, sin descansar desde la salida del viernes, además de que estoy algo resfriado y también llevé un ritmo algo más rápido. Puede verse como el nivel de carga fue mucho mayor ayer que la pasada semana, aunque a nivel "físico" no noté diferencia alguna, pues me cansé igual de mucho, o poco.



Con esto quiero decir que, aunque aparentemente pensemos que cada día estamos igual o nos pueda dar la sensación de que hemos corrido igual que la última vez, nuestro cuerpo responde de maneras muy distintas en función de las diferentes situaciones y debemos actuar en consecuencia si queremos aprovechar la máximo el entrenamiento. Salir cada día a darlo todo no sirve de nada, y con esto lo estoy comprobando.

Por supuesto sigo con mi otro plan en casa, con estiramientos después de cada salida y preparación física, además de intentar llevar una dieta lo más controlada posible. Espero que en unas cuantas semanas vea algo más de mejora y sienta que realmente estoy progresando, que aunque los registros aparentemente lo confirmen, las sensaciones que uno tiene son bien distintas.